La responsabilidad social: un enfoque a la salud de la sociedad

Por: Hiscael Morell

En el 2004, la Organización Mundial de la Salud (OMS) se reunió en su 57ª asamblea y aprobó el artículo Estrategia Mundial de la Organización Mundial de la Salud sobre Régimen Alimentario, Actividad Física y Salud, mediante el cual se aprobaron estrategias concernientes al régimen alimentario, a la actividad física y a la salud. Este se elaboró basado en una petición de los estados miembros en la Asamblea Mundial de la Salud celebrada en 2002. Estos pidieron a la directora general que elaborará una estrategia mundial sobre el régimen alimentario, la actividad física y la salud mediante un amplio proceso de consulta, ya que se estimó que cerca del 60% de las 56 millones de defunciones anuales y del 47% de la carga mundial de morbilidad eran causadas por enfermedades no transmisibles. De igual forma se estimó que estos porcentajes aumentarán al 73% y al 60%, respectivamente, antes de 2020. Por tanto,  minimizar estas estadísticas constituye un desafío muy importante para la salud pública mundial.

El Informe sobre la salud en el mundo expone que  las circunstancias  y los factores de riesgo más importantes son: la hipertensión arterial, la hipercolesterolemia, la escasa ingesta de frutas y hortalizas, el exceso de peso u obesidad, la falta de actividad física y el consumo de tabaco. Cinco de estos factores de riesgo están estrechamente asociados a la mala alimentación y a la falta de actividad física. Estas son las principales causas de las enfermedades no transmisibles más importantes, como las cardiovasculares, la diabetes de tipo 2 y determinados tipos de cáncer, y contribuyen sustancialmente a la carga mundial de mortalidad y discapacidad.

Antes esta alarmante situación que ciertamente afecta a la sociedad, las organizaciones y los gerentes podemos ser una pieza clave en la solución de esta situación promoviendo una alimentación sana y una mayor actividad física. Empresas del sector alimentario,  proveedores de servicios de comidas, fabricantes de artículos deportivos, agencias de publicidad, las empresas de recreación, las empresas farmacéuticas y los medios de comunicación pueden desempeñar funciones importantes promoviendo  modos de vida saludables.

Una de las empresas que en respuesta a esta situación ha desarrollado ajustes  es la empresa mejicana Bimbo. Ellos implementaron estrategias para ayudar a mejorar la salud y nutrición de los consumidores, a través de una reformulación de sus productos y la forma de su etiquetado nutricional, haciéndolo más amigable. Además, cambiaron la forma de hacer publicidad para los niños y se enfocaron en la promoción de estilos de vida saludables en los lugares de trabajo y en las comunidades. Los mismo desarrollaron una página web donde divulgan recetas y estrategias para mantener una salud adecuada. De esta forma Bimbo está afectando positivamente la sociedad.

Referencias:

Responsabilidad social (s. f.). Recuperado de: http://www.bimbo.com.mx/conocenos/responsabilidad-social

Estrategia Mundial  Sobre Régimen Alimentario Actividad Física y Salud (2004).Recuperado de: http://www.who.int/dietphysicalactivity/strategy/eb11344/strategy_spanish_web.pdf

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s