La importancia de la educación especial en niños con autismo

Por: Carmen L. Serrano

El autismo es un trastorno generalizado del desarrollo que afecta adversamente la comunicación, la conducta adaptativa, la interacción social, y por consiguiente, el aprovechamiento académico. El autismo ha ido en aumento en estos últimos años. Las estadísticas indican que 1 de cada 62 niños en Puerto Rico tiene alta probabilidad de nacer con un Trastorno del Espectro Autista (TEA). Por lo tanto, nos encontramos ante una alta población de niños con autismo que necesitan ser educados. La ley “No Child Left Behind” requiere un compromiso con todos los niños, incluyendo estudiantes con impedimentos. Es decir que los estudiantes con autismo tienen derecho a una educación que propenda el pleno desarrollo de sus capacidades. En nuestra sociedad necesitamos maestros comprometidos con nuestros niños. El maestro de un estudiante con autismo tiene un rol sumamente importante:crear seres integrales para nuestra sociedad. Ser maestro de estudiantes con autismo es un gran reto, porque requiere de esfuerzo, dedicación y pasión por los niños. Sin un maestro preparado en el área de educación especial, un estudiante con autismo tiene pocas probabilidades de salir adelante. Esto debido a que el maestro regular no posee la preparación adecuada para enseñarles efectivamente. Un maestro bien preparado en el área de educación especial, dedicado a sus niños y comprometido con la educación podrá lograr en estos estudiantes un aprendizaje efectivo. Para que así podamos lograr nuestra misión como educadores de educación especial, que es desarrollar al máximo sus capacidades e integrarlos a nuestra sociedad.

Fuente: http://autismodiario.org/2011/05/10/ensenar-habilidades-sociales-a-estudiantes-con-autismo-para-incrementar-la-interaccion-en-una-clase-de-integracion/

Los maestros como apoyo a los padres de estudiantes con autismo

Por: Carmen L. Serrano

El autismo presenta un desafío durante toda la vida, tanto para aquellos que son diagnosticados como para sus familias. Para muchos padres recibir la noticia de que su hijo tiene autismo es como decirles que su hijo murió. Una noticia como esta suele ser dura. Estos llegan a la escuela llenos de miedos, dudas, frustraciones, entre otros. Además, en ocasiones llegan con experiencias negativas de otras escuelas. El maestro tiene muchos roles dentro de la sociedad y uno de ellos es involucrar a los padres en el proceso de enseñanza-aprendizaje.Así mismo, encaminarlos, darles apoyo y educarlos. Como maestros no solo nos compete crear seres integrales, sino que debemos asegurarnos de que sus padres están emocionalmente preparados para ayudar en el proceso. El maestro tiene que lograr ganar la confianza de los padres, establecer y mantener una buena comunicación. El maestro tiene que crear un plan de cómo trabajar con las posibles situaciones que pudieran traer los familiares y las posibles soluciones. Este es sumamente importante en el proceso de estabilidad emocional de los padres. Ellos deben sentir el apoyo y saber que no están solos. El maestro debe ser un apoyo para los padres y lograr que los padres sean una ayuda para el maestro. No solo aporta al aprendizaje de los estudiantes, sino que también les brinda apoyo a los padres, los orienta y dirige en el proceso. Cuando tenemos unos padres emocionalmente estables estamos contribuyendo a la estabilidad emocional del estudiante.

Fuentes:http://www.researchautism.org/resources/reading/images/SEducators%20Guide.pdf